Frasecitas que te tocan tus híper estimulados ovarios. HISTORIA NUMBER 2.

Lo que más me desespera de esta historia es que no es de una conocida, ni de una compañera de trabajo, no es de alguien que no sabe por lo que llevo años pasando… Esto salió de la boca de una amiga. ÍNTIMA. Muy íntima. Una de las pocas que sabe “MI CASO”, casi-casi al 100%.

Está al corriente de todo lo que han sido mis FIVs, mis abortos, la desesperación de las esperas, los legrados, las malas noticias acumuladas sobre más malas noticias, los millones de pinchazos; me ha visto la tripa llena de moratones y me ha visto llorar, sabe lo mal que llevo el chute de hormonas que me altera, me hincha y me desespera, ha pasado conmigo esas betaesperas con los nervios a flor de piel, le he contado los millones de ecografías a las que he ido con el corazón en un puño, es consciente de los planes anulados, la ruina económica que supone todo esto, los veranos en Madrid para ahorrar…

Pues bien, mi querida amiga se preñó en unos 8 meses tras comenzar su búsqueda. Soy mala, muy mala, pero he de decir que me alegré por esos 8 meses que le tocó esperar. Además, sé que a partir del 6º empezó a ponerse nerviosa… como a nuestro alrededor lo normal es quedarse entre el mes 1 y el 3 de búsqueda: sí, habéis leído bien… #nocomments.

A lo que iba. Desde que salieron las 2 rayitas en el test Clearblue, el embarazo de mi amiga fue un 10. Todo perfecto desde el primer momento. Ni el menor susto, ni el menor manchado, ni  molestias de espalda… nada de nada. Un embarazo de libro durante el cual ha podido seguir trabajando, viajando, saliendo y entrando, comiendo lo que le ha dado la gana, cenando con sus copitas de vino, un cigarrito de vez en cuando… ¡si incluso lo ha dado todo bailando en festivales de música guay sin estar ni de 12 semanas!. En un embarazo mío, eso sería CIENCIA FICCIÓN. Yo, ¡que preñada ni me pongo vaqueros para favorecer la circulación!

Pues bien, llega la semana 38 de su embarazo perfecto. Monitores. Niña dormida plácidamente y enfermera que manda al padre de la criatura a por algo dulce para su mujer (con el azúcar el bebé se despierta y empieza la juerga). Y aquí llega la frase toca-ovarios en cuestión:

  • Amiga íntima e insensible: Tía, ¿te puedes creer que antes de que haya nacido ya he tenido que hacer mi primer sacrificio por mi hija?
  • Yo: A ver sorpréndeme…
  • Amiga íntima e insensible: Marido sabe que odio la Coca-Cola, pero como era lo más dulce que había en la máquina del hospital, me cogió una Coca-Cola y me la tuve que beber EN-TE-RI-TA con el asco que me da para que la baby se despertara y poder verla en condiciones en monitores… En fin, lo que es una madre. ¡Ja, ja, ja!

Creo que en ese momento, SI ME PINCHAN: NO SANGRO. Pero ni una gota oiga. Debe ser que ya no me quedan: ¡después de tantas analíticas y tantas betas!

Anuncios

3 comentarios sobre “Frasecitas que te tocan tus híper estimulados ovarios. HISTORIA NUMBER 2.

  1. Joder, menudo sacrificio… Imagino que estos comentarios se hacen inocentemente, sino no me lo explico… Yo me habría quedado igual que tu, helada e incluso con ganas de estrangularla. En fin… Nuestra guerra nos ha llevado a hacerlo todo, a cruzar todos los limites y los que aún podríamos cruzar también. Deseo de corazón que todo vaya bien y en menos de un año lo tengas en tus brazos, esperando que llegue ese momento en el que con una sonrisa te de las gracias por todo lo que su mami ha luchado y sacrificado por tenerlo a su lado 😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

  2. Como me siento identificada contigo y supongo que a todas las q estamos en este mundo nos ha pasado.

    A mi también me pasó con una amiga (no tan intima pero muy buena amiga), también sabe todo lo que estoy pasando, todo lo que he llorado y todo y se casó y a 1º mes se quedó embarazada y cuando nos los dijo me “alegre” pero se pasó toda la tarde hablando de su embarazo, de que había tenido algún susto, de que le habían dicho que no comiese unas cuantas cosas y ella todo el rato quejándose de que no podía comer X cosa y me llegó a decir “no sabes todo lo que he llorado cuando tuve esos 2 sustos” , no sabes lo mal que se pasa con las nauseas, lo he pasado fatal y yo diciendo…”joder tu te has quedado embarazada a la primera, ya me gustaría a mi no poder comer cosas total de estar embarazada, ya me gustaría, o ya me gustaría sentir esas nauseas…y así toda la tarde…yo creo q tenía que haber tenido un poco de delicadeza sabiendo todo lo q estoy pasando.

    Quiero pensar que no se daba cuenta de cuando lo decía

    Somos fuertes chicas y nosotras mejor que nadie nos entendemos

    Un abrazo para todas

    Me gusta

    1. Luna, yo también quiero pensar que tu amiga no se daba cuenta de lo que decía, ni del daño que te estaba haciendo… pero como bien dices, ¡somos fuertes! y además, somos muchas… así que aquí estamos para darnos el apoyo y la empatía que la mayoría de las veces las fértiles no son capaces de proporcionarnos, aunque sean grandes amigas nuestras…
      ¡Otro abrazo para ti!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s