Mi 7ª transferencia embrionaria. Mi pequeño embrión de calidad D

Y mi segundo asalto comenzó. Casi por sorpresa, casi de prestado. En una revisión previa a lo que iba a ser la REGLA DEL PISTOLETAZO DE SALIDA.

Mi ginecólogo vio que mi endometrio, esa parte de mi cuerpo que tras 4 legrados se había revelado (volviéndose finito y bastante vaguete…), contra todo pronóstico se encontraba en un punto casi-casi normal justo antes de mi ovulación (con una medida de 6,5 mm y un formato trilaminar). ¡Bieeeeeeeeeen! ¡Tomaaaa! Por lo que decidimos transferirme, 72h después, a uno de mis frigo-hijos.

Según mis médicos, un endometrio (esa delicada capita que recubre el útero y que hace las veces de primera cuna de nuestros bebés) es óptimo para implantación cuando se encuentra en formato trilaminar (distinguiéndose perfectamente en ecografía sus 3 capas) y con una medida de entre 7 y 10 mm. Así que, aunque una medida de 6,5 mm no es ninguna maravilla, mi pequeño Hijo10 implantó en un endometrio de 7,5 mm, por lo que ¡quizá este hermanito tuviera suficiente grosor para quedarse con nosotros!

Mi pequeño D, congelado él solito y por quien no merecía la pena chutarme hormonas (mi odiada MERIESTRA) ni hacer el tratamiento de plasma enriquecido en el útero (también llamado “factores de crecimiento”) que realicé varias veces en mis últimas transferencias y que ayuda en casos complicados como el mío, a engrosar los endometrios más rebeldes.

Un D de 3 días. Con su 5% de posibilidades de implantación. Poca esperanza en que se agarrase a su mami pero, hay que intentar ser positivas con todo esto y ¿acaso no hay gente a la que le toca el Euromillon y las posibilidades son mucho menores? 😊

Y así, sin casi darme cuenta, un mes antes de lo previsto (nuestra idea inicial era esperar 1 año después del nacimiento de nuestro bebé), llegué a MI 7ª TRANSFERENCIA EMBRIONARIA. Y lo hice, siendo alguien totalmente diferente. Una persona que nada tiene ya que ver con esa chica, que hace 5 años, nerviosa e ilusionada, entraba a Ginefiv para su 1ª transferencia de FIV. Ni siquiera parecida a esa misma chica, que 3 años y medio después, entraba con el corazón en un puño y las fuerzas casi agotadas a su 6ª transferencia, la 3ª de OVO, al Instituto Madrileño de Fertilidad (IMF).

Esta vez fue diferente. Gracias a la fuerza de la certeza. De la MATERNIDAD. Una maternidad en NO DIFERIDO. Porque todas las infértiles somos madres sin serlo. Madres en diferido. Madres de corazón.

Esta vez fue diferente porque la guerra ya fue ganada. Porque tengo el mayor regalo que me ha hecho la vida esperándome en casa. Y aunque deseo con todas mis fuerzas volver a ser mamá y darle un hermanito a mi hijo, ningún resultado NEGATIVO o POSITIVO va a restarme ni un ápice de la felicidad que invade mi casa y mi alma, desde su llegada.

La beta, como cabía esperar con un embrión de calidad D y de 3 días, en un endometrio de 6,5 mm, fue NEGATIVA. Y ese negativo dolió; dolió un poquito…  pero este segundo asalto no ha hecho más que comenzar.

Maldita infertilidad: sabes que no me rindo tan fácil… ¡¡Allá voy de nuevo!!

Anuncios

6 comentarios sobre “Mi 7ª transferencia embrionaria. Mi pequeño embrión de calidad D

  1. Que mal que haya salido negativo ! Que bien que solo este empezando esta historia ! Claro que duele y mucho aunque tengas a tu 1er regalo en casa ! Eso nos hace seguir luchando por que sabemos que se puede hacer realidad !
    Un abrazo inmenso
    Sissi

    Le gusta a 1 persona

  2. Cada palabra que has escrito…cada sentimiento que has nombrado…incluso ese emoticono, tímido pero sonriente…podian haber salido de Mis teclas…solo hay dos diferencias…mi regalo en casa es mi perrita y mi número de FIV es la número 13, las últimas 10 OVO. Y me he prometido no decir cifras…incluso me he prometido no seguir contando…pero creo que todavía no tengo fuerzas para hacerlo 😦 hace 15 dias que fue mi última Beta negativa. No se porque pero mi alma se alivia al leeros y ya no se que hacer para calmarla. Mucho ánimo mi niña y mucha fuerza, el camino es difícil pero posible 🙂
    Gracias por tu entrada…ha curado un trocito de mi alma.

    Le gusta a 1 persona

    1. Acabas de déjame impresionada… no tengo palabras… lo que llevas vivido… buuuf. Pero no solo me impresionan tus cifras, también tu fuerza, tu constancia y tu tenacidad. No mucha gente tendría tanto empuje. Ánimo!! Espero que la suerte acabe cayendo de tu lado. Un beso enorme

      Me gusta

      1. Gracias a ti Candela, por tus palabras y por tus entradas que son puro sentimiento y a la vez puro Amor, no sabes la fuerza que me da, las releo en momentos de flaqueza. Enganchada a tu Blog, por como tratas el tema…con dulzura, con tacto y con un respeto que llega a la perfección. He leído muchos y no he encontrado nadie que coloque las palabras con tanta delicadeza. Gracias por estar al otro lado. Dos besazos enormes, que acabo de darme cuenta que en mi anterior respuesta no te lo mande.Muak!!

        Le gusta a 1 persona

      2. No te imaginas lo que significa para mí leer cosas como estas. Ayudar en momentos de flaqueza es el principal motivo por el que me siento a escribir y a abrir mi historia a los demás. Gracias a ti Ana.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s